Sobre nosotros

``A cada persona nos motivan e inspiran diferentes cuestiones. Y, sin embargo, no es sencillo comprender que no tenemos que abarcar todo aquello que nos emociona. Gracias a mi mujer entendí que hay miles de áreas para actuar y que a cada uno nos enganchan más unas que otras. Lo más interesante es descubrir qué cosas nos afectan y qué podemos hacer -realmente- para ayudar.``

Iñigo Benedicto

Soy Iñigo Benedicto y hasta 2009 fui el típico consumidor estándar. Ese año vi fracasar la enésima cumbre del clima y sentí el sufrimiento de la gente por la crisis económica. Lo que no sabía era que me iba a enfrentar conmigo mismo. Al fin y al cabo, yo hacía lo mismo que los políticos y empresarios de los que me quejaba: NADA. Y en vez de seguir criticando, me propuse empezar por mis decisiones diarias.

Busqué un modo de funcionar desde mis valores personales, y traté de alinearlos con entidades y productos con los que me identificaba. Pero en este proceso, plagado de errores y hartazgo personal, aprendí el equilibrio entre la responsabilidad y la amabilidad. Entre sentirme una hormiguita que puede provocar un cambio y aceptarme y quererme en mis limitaciones. Y, sobre todo, descubrí lo mucho que me equivocaba a la hora de implicar a otras personas.

Con mis amig@s Kini, Asun y Ruth aprendí a respetar el ritmo de los demás y a asumir las dificultades personales en nuestras vidas cotidianas y sus muchos condicionantes. Porque se trata de actuar, pero desde la comprensión y benevolencia con uno mismo. Y ¿por qué no?, desde la diversión.

Así fue como ideé actueight. Como un descubrimiento de lo poderosos que son el juego, la amabilidad y el respeto.

Estuvimos 2 años diseñando actueight para que tú fueses el centro de esta App. Con tus problemas, tus facturas por pagar y las mil cosas que haces al cabo del día. Y lo fundamental en esta historia: descubrimos que la mejor forma de conseguirlo es en grupo, sin competiciones, sin extremos. Sin perfección, sin juicios y sin discusiones improductivas. Con tus valores, tu ritmo y tus acciones.

Este proyecto no sería nada sin…

Sin extremos, sin competir, a tu ritmo, con tus valores. Descárgate la App y mejora silenciosamente el mundo.